"Arte por un mundo mejor"

domingo, 29 de junio de 2008

Arena y Piedra.



Imagen: Annuit Coeptis II por Carlos Álvarez

Arena y Piedra.
Los polos se derriten aceleradamente,
arena y piedra entre mis ojos y las gentes que corren y corren
en la crecidas aguas.

Oquedad, desvalidos, desasistidos varados en la extremidad de lo que esta preescrito en los pergaminos de mi mente y de mis ensoñaciones oníricas.

En el ahogo y el asombro inverosímil del acomodo.
Mientras mi mente reposa en la mañana visionaria,
de tiempos postreros.

Agua piden los mandatarios mundialista para saciar la sed de poder, el mismo agua que tendrán en el ahogo final ellos quedaran y el pueblo marcharan vestidos con blancas vestiduras hacia el mas aya...

Y la cabra saldrá de su pedregal rocoso de piedras y arena para conquerir la tierra.

Ataúd, medio ataúd miles de millones de ataúdes en la guerra final que libraremos contra la madre tierra inocente del genocidio del hombre, que esconderá sus culpas en el lamento de la noche cerrada postrera.

Guerra sin armas, guerra de la contaminación de la globalización del conformismo.

Mientras unos muren de sed y de hambrunas otros,
muchos se ahogan en las crecidas de los ríos y mares.

Hombres y Mujeres Peces, Ángeles celestiales vienen por nuestros muertos.
En el día del ahogo final.

Sequedad en mi aliento cansado de gritarle a los cuatro vientos.
Que se secan los manantiales, los arroyos los riachuelos, los ríos.

Y crece el deshielo y los mares de tres a siete metros milimetrados de los
niveles marinos y todo el mundo sabe y todos ya sabemos, y todos
nos acomodamos a que venga la negro de los últimos tiempos,
tal como lo conocemos hoy.

Veo figuras inmóviles en la era de lo posible y del remedio.
Celebres y celebrados que lo saben con certeza noveles de sabiduría.
Piedras en la arena de la sequedad de los campos de las picas lavaderos,
De rostros inmaculados inmóviles a la espera de seres blancos y puros
inertes esperan a la señal que no queda en el olivado olvido.

Mientras yo me limpio de sucio barrizal de arenas embarradas y pedregosas mis blancas vestiduras de alma limpia y pura, al susurró de lo que leo en los viejos pergaminos hallados en mi largo divagar por esta vida mundana de intereses vanos de los mandatarios, caballistas disfrazado de perros nobles, zorros del Ivar petrodólares y euristas.
Fumadores empedernidos contaminadores industrializados que dejan que siga y siga el calentamiento del globo terráqueo.

Y todos los borregos sentados en sus cómodos butacones a la espera del ahogo de millones de seres humanos que sin remedio morirán en la negro de la noche cerrada de los próximos tiempos.
Y yo aquí solo rompiéndome las vestiduras de orador.

Mientras todos quieren vivir a todo tren el puro conformismo hasta que pronto muy pronto descarrile el tren de la vida, hasta que pronto muy pronto descarrile el tren de las vidas…
Arena y piedra es lo que se necesita para crear una fuerte fortaleza de hombres y mujeres que no callen ni paren de gritar por un nuevo orden de cosas que los salven de la catacumba final.

Ensoñaciones, ensoñando y despertando del mal sueño.

Texto Relato poético Neo Surrealista arte-william 26/04/08

No hay comentarios.: